Hay quienes se estresan tan solo con escuchar la palabra mudanza, y es que son tantas las cosas que se deben planificar y ordenar para que todo salga bien, que quisiéramos escaparnos hasta que todo el relajo haya pasado, pero lo cierto es que debemos hacer frente a estos eventos y hacer lo posible para que todo salga bien.

Independientemente de que nos guste o no la idea de llevar a cabo las mudanzas nacionales, algo que nos ayudará a tener una mejor actitud es pensar en que los cambios siempre son buenos y que estamos por empezar un nuevo periodo en nuestra vida; en pocas palabras el positivismo debe ser nuestro mejor aliado en estos casos, sobre todo si estamos renuentes ante la idea de cambiarnos de casa o lugar de trabajo.

Para poder aceptar una mudanza con el mejor ánimo, hay que poner en una balanza todo lo bueno en cuanto a ella, así como las razones de peso que los llevaron a tomar la decisión de dar un paso tan grande, ya que al hacerlo podremos aceptarla y entenderla con mayor facilidad. La verdad es que a todos nos dan miedo los cambios, pero como lo mencionamos antes, estos son buenos y tarde o temprano nos acostumbramos a una nueva vida en un lugar diferente.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces las mudanzas tienen una razón de ser; en algunas ocasiones se trata de la compra de una casa, o bien porque nos ofrecieron un mejor empleo en otra ciudad, quizás no a nosotros, pero sí a algún miembro de la familia, y por lo tanto todos debemos apoyarlo.

Como lo mencionamos en un principio, por lo regular la mudanza no es algo que agrade a las personas, pero en algunas ocasiones son necesarias e inevitables, pero qué coincidencia que justo el día en que esta se va a llevar a cabo, todos se encuentran ocupados y no pueden ayudar, la realidad es que lo que están tratando de hacer es evitar el suceso y aparecer cuando todo el caos haya terminado, lo que de ninguna manera es justo para quienes se quedan a hacerle frente. Por ello es importante tener una planeación con al menos un mes de anticipación, y pedir a todos y cada uno de los miembros de la familia que colaboren; para empezar, es indispensable que cada quien se haga cargo de empacar sus pertenencias sin olvidar nada, y tirando o separando todo aquello que ya no sirva o que no quieran llevar al nuevo sitio, de tal manera que cuando llegue el personal de la mudanza solo encuentre muebles y cajas.

Es cierto que muchas cosas llegan a perderse en las mudanzas, pero debemos decir que esto suele suceder porque en plena mudanza las personas aún continúan guardando cosas en cajas, y por las prisas algunas de ellas llegan a quedarse o a perderse si las cajas no se encuentran bien cerradas o si no están rotuladas.

Uno de los objetivos de que la mudanza se planea con un mes antes como mínimo es que todos los miembros de la familia se encuentren presentes el día en que esta se vaya a realizar sin ningún pretexto, ya que si todos viven y conviven en el mismo techo es justo que ayuden lo más posible. Y como en estos casos toda la ayuda posible es bienvenida, no olviden comentar con sus familiares y amigos, ya que quizás ellos estén dispuestos a cooperar en lo que haga falta.

Un día de mudanza llega a ser realmente agotador para todos los que colaboran en ella, y cuando por fin esta ha terminado y se desea un poco de descanso, resulta que no es posible porque nada está en su lugar, ni siquiera las camas, es por eso que les daremos una recomendación que estamos seguros les será de gran ayuda en este proceso: contraten una empresa de mudanzas que les facilite el trabajo de empaque, embalaje, desinstalación, transporte y nueva instalación en el que ahora será su hogar. Si cuentan con suficientes personas que ayuden durante ese día, entonces podrán ir acomodando las cosas según se vayan bajando del camión, sobre todo si se deben hacer varios viajes; en ocasiones las mudanzas llegan a durar varios días, pues nuevamente se deben acomodar tanto muebles como cada una de las cosas que se encuentran dentro de las cajas, por eso la insistencia de que estas se rotulen, ya que hacen más sencillo el trabajo, y se pueden colocar desde el principio en la pieza que les corresponde, por ejemplo, si una caja viene marcada con la leyenda “juguetes” no tiene caso dejarla en la entrada o en la cocina, sino que lo mejor será subirla directamente a la habitación de los niños, y que esto se repita con cada una de ellas. Sin embargo, al contar con servicios profesionales es mucho más fácil acomodar las pertenencias en su lugar.

Por si fuera poco y como si no se tuviera suficiente con la mudanza, la limpieza es otro de los aspectos que no se pueden dejar de lado, hay que limpiar tanto el lugar que se desocupa como al que se va a llegar. El lugar que se está desocupando es mejor que se lave en cuanto esté totalmente vacío, y el nuevo sitio es mejor limpiarlo días antes para que esté listo para recibir las cosas.

Como podemos ver, una mudanza requiere de muchas cosas, organización y planeación y quienes necesitan mudarse muchas veces no cuentan con el tiempo necesario para llevarlas a cabo, pero con Mudanzas y Trasteos Bogotá esto ya no tiene porqué ser un inconveniente, ya que en caso de que nuestros clientes lo requieran, nosotros nos encargamos de todo lo necesario, desde ayudar a empacar y rotular las cajas hasta ayudar en la organización del nuevo lugar, lo único que tienen que hacer es dejarlo en nuestras manos.

También queremos aprovechar para decirles que si el tiempo los ha alcanzado o el cambio surgió de improviso, no se preocupen, ya que contamos con servicio expreso, el cual tiene la misma calidad que un servicio común o que haya sido programado, ya que tenemos rutas diarias hacía diferentes lugares como Cali, Medellín, Cartagena entre otras.

 

Es cierto que una mudanza puede ser todo un reto, pero tomando los consejos y las decisiones correctas no es imposible que todo salga bien. Si ustedes están buscando el servicio de mudanzas nacionales ya no tienen de qué preocuparse porque han llegado al lugar indicado, lo único que tienen que hacer es contactarnos para agendar su mudanza. Pueden estar seguros de que con Mudanzas y Trasteos Bogotá todo saldrá mejor de lo esperado.

Mudanzas nacionales, consejos para aceptar una mudanza y sobrevivir a ella